Sunga

Sunga o Tanga De Hombre cuerpo y belleza al servicio de la satisfacción femenina, Te Otorgarán Un Toque De Trasgresión

ZungaSunga Algunos lo escriben con z, pero la realidad es que el slip de baño para hombres casi diríamos, valientes para ciertas zonas del planeta, es la Sunga, o tanga de hombre.

Inventado por un Genovés llamado Carlo Ficcardi en el año 1974, en Brasil.

Es exactamente lo opuesto a los primeros bañadores que usaban los hombres a principios del siglo XX, que cubrían todo.

Hasta hace  poco tiempo, aun siendo usado en las principales capitales del mundo de la moda, nadie preveía que fuera a desplazar a los clásicos short, o mallas similares a pantalones cortos o bermudas.

Pero ya se ha convertido en parte de la indumentaria, para muchos indispensable, del vestuario masculino.

En Europa es habitual. En América, salvo en Brasil, donde llegó a hacer furor, y donde al día de hoy tiene un uso común, se sigue más con lo tradicional.

Y, hay que tener en cuenta es casi como el slip interior masculino. Una prenda normalmente de lycra que es práctica para el agua ya que es muy resistente a ella y al calor.

Es común que las sungas tengan un cordón, como cinturón, para afirmar la posición y que accidentalmente una ola no lo baje, dejando al descubierto, lo poco que cubre.

A Veces también es usual que en la parte delantera lleve una especie de funda, o forro de Nylon.

Hay que aclara que la sunga, no es un colaless para hombres, sino para muchos una manera mucho más cómoda de usar un bañador. Las razones, explican están, en que se produce mucho menos roce en el agua. También otros dice que la ocupar menos espacio, pueden broncearse mejor y mayor superficie.

En los años 80 del siglo pasado, el furor que hizo en Brasil o Europa, hizo que los diseños se convirtieran en minimalistas, siendo demasiado reveladores.

Luego se volvió a hacer más ancho.

En Sudamérica, salvo algún lugar TOP, como Punta del Este, es muy raro de ver. Es más se asocia más a quien lo use con un gay que con un hombre heterosexual.

Más usual es verlo en la práctica de la natación, donde sí es más aceptado.

Así que la sunga es todo un desafío, una por el estado físico que hay que tener y otra por elegir el lugar apropiado para usarlo, o soportar las miradas de los demás.

Uno decide.